reto del mes: 10 minutos de meditación diarios

el
No había previsto que éste precisamente fuese mi reto de febrero, pero después de leer hace unos días este post de Cristina Mitre (The Beauty Mail) he ido cambiando de opinión, teniendo en cuenta mis prioridades.
Una de las cosas que me mortifican últimamente es la falta de sueño. Me faltan horas en el día para hacer todo lo que quiero, y lo que debo, así que se las arranco al sueño. Para más inri, con un poco de suerte dormiré las 5-6 horas de un tirón, pero si por casualidad me tengo que levantar al baño a las 4 o las 5 y me desvelo, me pongo como dice Cristina con la mente en modo centrifugado y ya no pego ojo hasta que a las 6:30 me suena el despertador. Consecuencia: ando todo el día arrastrada y bostezando.
Sí que estaba en mi lista de digamos “objetivos generales” el dormir más y mejor, pero aunque parezca lo contrario, ese es un planteamiento un poco vago para poder cuantificarlo, así que con esa idea en mente, me he propuesto hacer algo más concreto. Teniendo en cuenta que “o mejoro cantidad o al menos mejoro calidad”, decidir que me voy a ir a la cama a las 23:00 para poder dormir 7 horas lo veo casi destinado al fracaso desde el principio, así que voy a intentar mejorar calidad. Otra cosa superdifícil de medir así sin más, me parece. Pero… entre los consejos que se suelen encontrar para incrementar la calidad del sueño está la práctica de la MEDITACIÓN. Y eso colisiona maravillosamente de lleno con otra de las cosas que llevo tiempo queriendo probar. Todo el mundo habla estupendamente de los múltiples beneficios de la meditación y quiero comprobar si es cierto. Lo bueno es que esto sí que es perfectamente cuantificable! (no tanto quizá los beneficios como el hecho de practicarla en sí).
reto_meditacion (2)
Así que mi reto va a ser dedicar diariamente 10 minutos ¡sólo 10 minutos! a la meditación antes de irme a la cama.
Para no agobiarme empezaré los primeros días con 5 minutos, haciendo una meditación sencilla basada en la respiración y a partir de ahí iré incrementando el tiempo y quizá variando (sobre la marcha), pero sobre todo quiero que sea por la noche, poco antes de irme a dormir y en cómoda posición sentada (¡para no quedarme dormida antes de tiempo!)
Por supuesto, ésto es al margen de la meditación en mis prácticas de yoga… (en esencia será lo mismo pero yo lo considero como algo distinto)
Acciones colaterales previstas:
  • No me meteré en la cama con la tablet para leer (si quiero leer lo haré en libros de papel*) e intentaré apagar la luz antes de las 00:00h.
  • Tendré que buscarme un “ritual” nocturno que me permita dedicar esos 10 minutos a la meditación sin excusas.
  • Investigaré más sobre la meditación, sus tipos, sus beneficios… Y trataré de comprobar si, aparte del sueño, también ayuda en la gestión del estrés (es buen momento para ésto)
 ¿Habéis probado la meditación? ¿Alguna sugerencia…?
*por cierto, he empezado por fin a leerme el libro de Cristina  MitreCorrer es vivir a tope de power“….del que ya os hablaré proximamente.
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s